Joomla

Imprimir

Antonio de Verónica y Saray Cortés

Antonio de Verónica y Saray Cortés vuelven a Tenerife con su último espectáculo, Quebranto, esencia pura del flamenco

La compañía actuará en Santa Cruz de Tenerife, en Arona, en Puerto de la Cruz, en Adeje y en Los Realejos, los días 5, 6, 10, 11 y 13 de abril respectivamente

Santa Cruz de Tenerife, 18 de marzo de 2014.- La más pura esencia del flamenco, desde las raíces que lo conforman hasta el momento actual, es lo que ofrece la compañía de Antonio de Verónica y Saray Cortés en su última representación, Quebranto, un espectáculo que ha llenado teatros en la península y que llega en abril a Tenerife.

La compañía actuará el sábado, 5 de abril, en el teatro Guimerá de Santa Cruz de Tenerife, a las 20.30 horas. El domingo 6, en el auditorio Infanta Leonor en Los Cristianos, Arona, a las 20.30 horas. El jueves 10, en el teatro Timanfaya del Puerto de la Cruz a las 21.00 horas. El viernes 11, en el Centro Cultural de Adeje a las 20.30 horas y el domingo 13, estará en Teatro Cine de Los Realejos, a las 20.00 horas.

La compañía flamenca Antonio de Verónica y Saray Cortés nace en 2005 y desde entonces ha hecho del flamenco más auténtico su seña de identidad, que se transmite a través de cuatro generaciones de una misma familia que van destilando su arte, que en este caso se confunde con su vida, representando los palos más genuinos de este baile ancestral.

Quebranto es un trabajo emocional, al descubierto, sin máscaras, sin tapujos; un espectáculo libre y vivo, que trasmite libertad y vida al espectador, gracias a la suma del baile, el cante, las palmas, las guitarras, la percusión o la flauta. Cada pieza es un espectáculo único que crece sobre sí mismo, y la suma de todas es una obra de indiscutible belleza que merece la pena contemplar.

Antonio de Verónica se inició en el baile con tan solo siete años y ha compartido escenario con artistas de la talla del bailaor Antonio El Pipa y el cantaor Miguel Flores Quirós, El Capullo de Jerez, y ha aprendido al lado de Rafael Amargo, Rafael del Carmen, Farruco, Farruquito y Juana Amaya.

Saray Cortés, su pareja en el escenario y en la vida, se inicia en el baile con apenas cinco años de la mano de una de las bailaoras más reconocidas, su madre, La Salinera. A los 16 años, esta joven ya está al mando de su propio cuadro de flamenco y llega al teatro Queen Elizabeth de Londres, con unas inmejorables críticas.

Antonio y Saray también forman a los más pequeños en una academia que tienen en Málaga, actividad que alternan con sus giras, que en esta ocasión comparten con Miguel Astorga y Luisa Muñoz, al cante; Juan Utrera, a la percusión; Israel Cortés, en la guitarra y con la colaboración especial de La Salinera.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar